La chica anda en disputa con su exmarido, y es que como todo el mundo sabe, los divorcios son muy complidados. Es por ello, por lo que decidio contratar los servicios de uno de los mejores abogados de la ciudad… lo que nunca penso la mujer, es que el abogado le fuera a poner tan caliente como para insinuarle sexo sin apenas conocerle de nada… Y claro, el abogado viendo la pedazo de mujer que tenia delante, no se podia negar a disfrutar de un placentero polvete.